La ocupación de inmuebles se ha disparado en 2019 … Un récord inmobiliario por el que no merece la pena competir

Negar que la situación de muchas familias respecto a la vivienda es un problema social de primer orden, sería un ejercicio de hipocresía social. Los sectores más desprotegidos son siempre los protagonistas involuntarios, por no tener unos mínimos ingresos para hacer frente a un alquiler o porque no pueden acceder a los programas de ayuda…