Contratos profesionales

Despersonalizar lo personal no tiene sentido

Me miró como si dudase de que éramos amigos desde hacía mucho tiempo. Fue un encuentro fortuito en una cafetería, entre ruido de platos y tazas y murmullo matinal de conversaciones sin demasiado contenido. Me preguntó por mi familia y sin esperar respuesta ni coger aliento para respirar, me interrogó sobre mi quehacer profesional, si seguía…